¿Qué es el co-branding?

By | enero 27, 2017

¿Qué es el co-branding? Cuando la unión hace la fuerza

¿Nunca te ha llamado la atención el ver publicidad en la que aparecen 2 marcas? A este tipo de campañas es a lo que se denomina co-branding. Y aunque te pueda parecer extraño, este tipo de estrategias son más habituales de lo que piensas.

¿QUÉ ES EL CO-BRANDING?

En un mercado con una competencia brutal es muy difícil para las marcas destacar. Los consumidores son sometidos a tal volumen de publicidad y de impactos que es difícil encontrar algo que les sorprenda.

Por mucho que las marcas intenten aportar más emociones, experiencias o sus campañas sean muy espectaculares,  su alcance tenía un límite.

Por ello, en los años 90 aparece una nueva estrategia de marketing, el co-branding. La definición de co-branding no es más que la unión de 2 o más marcas.

Pero, ¿por qué colaborar unas con otras? Muy fácil.

Pero no todo es tan sencillo como parece. Según los beneficios que queramos conseguir para nuestra marca debemos buscar un tipo de alianza u otro. Te lo explicamos:

Roles determinados: en este tipo de unión se marca una diferencia entre las 2 marcas. Una es la principal y la otra, la marca invitada.

Alianza puntual: en este caso, las 2 marcas son principales y se unen para lanzar un producto novedoso.

Unión de patrocinio: existen marcas que están “vetadas” en los principales medios de comunicación, (por ejemplo, el tabaco). En este caso, la marca “vetada” se ofrece para patrocinar a marcas conocidas.

Personajes conocidos: cada vez es más habitual que personajes famosos e influyentes apoyen a ciertas marcas.

Como puedes ver, el significado del co-branding es muy simple. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen una serie de requisitos a la hora de plantear una estrategia de co-branding.

Tener objetivos comunes: es importante que ambas marcas acuerden cuál será su objetivo final.

Enfocarse hacia el mismo mercado: las empresas que participen en esta alianza tienen que tener un público común.

Similitud entre los aliados: cuando se busca a una empresa aliada, lo ideal es que tenga algo en común con lo que vende la empresa principal.

Si no se dan estos 3 requisitos no te recomendamos que te alíes con esa empresa. Aunque sea muy popular o esté muy bien vista, tener unas diferencias estratégicas difíciles de salvar.

VENTAJAS

Los más importantes son estas 3:

  • Captar nuevos clientes: o captamos audiencia del aliado u otros segmentos que de normal no atraemos empiezan a sentir interés por nosotros.
  • Entrar en nuevos mercados: hay veces que una empresa por sí misma no puede acceder a ciertos mercados.
  • Compartir gastos: realizar algunas campañas (por ejemplo, salir en televisión) suponen unos costes excesivos para una única empresa. En cambio, siendo 2, se comparten gastos.

“En tiempos de crisis como el que estamos viviendo, las empresas necesitan aumentar sus beneficios económicos y su popularidad. Y el principal objetivo del co-branding no es otro que conseguir una asociación “win to win”. O lo que es lo mismo, aliarse para obtener un beneficio mutuo.” comentó Salomón Juan Marcos Villarreal, presidente de Grupo Denim.