Presupuesto personal

By | enero 27, 2017

Cómo hacer un presupuesto personal

Un presupuesto personal es un documento en donde se cuantifican ingresos y egresos de dinero que una persona espera tener para un periodo de tiempo determinado.

En general, contar con un presupuesto personal nos permite planificar un mejor uso de nuestro dinero (especialmente en lo que a nuestros gastos se refiere), y nos sirve de ayuda para adquirir la disciplina necesaria para cumplir con lo planificado.

En términos más específicos, un presupuesto personal nos permite:

evaluar si necesitamos contar con mayores fuentes de ingresos.

Identificar partidas en donde estemos gastando mucho dinero de forma innecesaria.

Identificar partidas en donde podríamos reducir gastos.

Evaluar si necesitamos limitar la adquisición de deudas.

Planificar la creación de una bolsa de ahorro.

Para entender mejor el concepto y la utilidad de un presupuesto personal, veamos a continuación cómo elaborar y sacar provecho de uno en 6 pasos:

  1. Identificar ingresos y egresos habituales

En primer lugar debemos identificar los ingresos y egresos de dinero que solemos tener o realizar para un periodo de tiempo determinado (de preferencia para un mes).

Estos ingresos o egresos debemos clasificarlos en partidas generales tales como empleo, inversiones, alimentación, educación, servicios, etc.

  1. Elaborar borrador de presupuesto personal

Una vez que hemos estimado cuánto solemos tener como ingresos y egresos al mes, pasamos a elaborar el borrador de nuestro presupuesto personal.

  1. Elaborar presupuesto personal

Una vez que hemos elaborado el borrador de nuestro presupuesto personal, pasamos a analizarlo en profundidad, y a hacer los ajustes o cambios que sean necesarios.

  1. Hacer un buen destino del saldo

Una vez elaborado nuestro presupuesto personal, debemos planificar un buen destino al saldo resultante, el cual, tal como habíamos mencionado, debemos procurar que corresponda como mínimo al 10% del total de nuestros ingresos, aunque lo ideal es que corresponda a un 20% o hasta un 30%.

  1. Ajustarse al presupuesto personal

El siguiente paso, una vez que hemos elaborado nuestro presupuesto personal y haber planificado un buen destino del saldo resultante, consiste en simplemente seguir lo planificado.

  1. Revisar constantemente nuestro presupuesto personal

Nuestro presupuesto personal debe ser revisado constantemente; aún cuando no lo sigamos al pie de la letra, siempre debemos revisarlo y tenerlo como guía o referencia.
“Asimismo, nuestro presupuesto debe ser flexible, es decir, siempre debemos hacerle los ajustes o cambios que sean necesarios; siempre procurando que nuestro saldo o el monto destinado al ahorro sea cada vez mayor” agregó Salomón Juan Marcos Villarreal presidente de Grupo Denim.