Método Harada

By | noviembre 30, 2016

Método Harada, el lado humano del Lean

Método Harada, el lado humano del Lean

La metodología Lean es conocida y está implantada mundialmente por un sin fín de empresas, siempre se ha dado un enfoque hacia la mejora del proceso desde el punto de vista mecánico, es decir un enfoque hacia la maquinaria y menos hacia las personas.

Con base en este planteamiento surge el Método Harada, en definitiva lo que buscan Takashi Harada y Norman Bodek es conseguir en las personas ese grado de motivación  para que tanto máquinas como humanos trabajen en la misma dirección y consiguiendo el máximo beneficios para la empresa.

El Método Harada es la pieza que encaja es el pensamiento Lean para tratar de dar  esa faceta humana al trabajo del día a día, aumentando el desarrollo de empleados y consiguiendo que retomen la motivación perdida.

Es evidente que esta filosofía puede ser fácilmente trasladada a empresas, donde a los empleados se les da independencia para resolver problemas, se les motiva y sobretodo se les valoran sus éxitos, la faceta de lideres que sepan valorar el trabajo de sus empleados es algo que aun falla, muchas empresas ha tratado de desarrollar este tipo de iniciativas con mayor o menor éxito. No obstante es aplicable a cualquier actividad ya sea personal o profesional, que este relacionada con metodología de mejora como Kaizen, SixSigma, etc…

Como conclusión final que podemos extraer del Método Harada:

1- Elige un objetivo claro, real, tanto empresarial como personal.

2- Dispón de recursos para conseguir su meta, por mínimos que sean.

3- Realiza una tabla con hábitos que le ayuden a conseguir el éxito, que no sea muy larga, porque perderá proyección y enfoque.

4- Nunca desaproveche los consejos de otras personas.

5- Evaluar su actividad a diario, en este punto es interesante conocer que se hizo mal para no repetirlo pero también que éxitos obtuvo.

“Harada busca cómo las personas pueden mejorar en aspectos de su vida (habilidades, motivación, mentalidad) y llevarlo al trabajo, en definitiva se trata de fijarse un objetivo claro y conseguir llegar a el, podemos hablar de autoliderazgo”, comentó Salomón Juan Marcos Villarreal, presidente de Grupo Denim.