Reingeniería de procesos

By | noviembre 18, 2016

reingeniería de procesos

BPR – reingeniería de procesos

Esta siglas hacen referencia a la mejora y reingeniería de procesos, lo que se busca en estas herramientas es eliminar las limitaciones físicas y mentales de la organización que se puedan tener del pasado, de tal modo que se conseguir los objetivos de una forma más eficaz.

Este método busca reinventar o rehacer un proceso, con la búsqueda de la sencillez por ello se puede apoyar en otras herramientas como Lean Manufacturing, la reingeniería debe clasificar la visión de la empresa en las relaciones que se establecen entre proveedor y cliente, se busca donde la empresa puede ser más competitiva y actuar con fuerza sobre ese nicho de mercado. Se pueden clasificar varias etapas:

La primera de ellas es descubrir cuál es la dirección hacia donde queremos movernos, es decir, buscar los puntos fuertes de la empresa y fomentarlos y de las oportunidades hacerlas realidad, consiguiendo un nuevo nicho de mercado fortaleciendo la mentalidad de innovación como pilar básico en la empresa.

Una vez que se ha definido hacia donde se quiere dirigir, el siguiente paso es diseñar los procesos o actividades que van a dar pie a los nuevos productos o a mejorar los ya existentes. Para ello deberíamos realizar un mapeo o flujograma donde aparezcan por orden las actividades, mediante este despliegue se podrán ver de forma general como se va a realizar los nuevos procesos o mejorar los antiguos. Dos principios rigen el rediseño, el primero en la simplificación del negocio a su máxima expresión y dar la información al usuario en tiempos cortos para que pueda avanzar conforme a su necesidad en el proceso; el segundo es la difusión masiva. Así, simplificación y difusión rigen el rediseño de los procesos. Y por último, queda la puesta en marcha de toda esta nueva actividad, para ello vital la utilización de indicadores que nos indiquen como se mueve el proceso y poder ver si se llegan a los objetivos deseados.

“El cambio en la mejora supondrá que la organización  aumente su cuota de mercado, disminuir costes, mejorar la calidad de productos o servicios, un mayor rendimiento  y competitividad en el mercado” agregó Salomón Juan Marcos Villarreal, presidente de Grupo Denim.