Importancia de Los Valores

By | diciembre 10, 2014

importancia de los valores

Importancia de los valores, por Salomón Juan Marcos Villarreal

Vivimos en un tiempo liderado por la falta de moral y la pérdida de valores, donde las cosas materiales cobran más importancia y lo que debería realmente importarnos lo hacemos a un lado. La importancia de los valores no debe decaer, sin importar en qué época vivimos, que edad tenemos o tienen nuestros hijos.

Existen diversos tipos de valores y a medida que los conocemos podemos estar más enterados de cómo y de qué manera aplicarlos:

  • Personales – Son aquellos que debemos inculcar a nuestros hijos, son primordiales al inicio de la vida, pues nos servirán para guiarla al camino correcto y poder relacionarnos de forma sana con otras personas.
  • Universales – Los que han existido desde que el ser humano ha vivido en conjunto, pues se necesitan para saber en qué sentido debemos comportarnos. La honestidad, cooperación, respecto, tolerancia, responsabilidad, son algunos ejemplos de estos tipos de valores.
  • Socio-Culturales – Reinan en nuestra sociedad, estos valores han tenido que ir transformándose a lo largo del tiempo, pues mediante los tiempos cambien, la sociedad también deberá hacerlo.
  • Familiares – Aquellos que nos enseñan y debemos enseñar a las futuras generaciones pertenecientes a nuestra familia.
  • Espirituales – Son todo lo que consideramos como no-material pero de suma importancia dentro de nuestras vidas, así como las creencias religiosas de cada persona.
  • Morales – Cada sociedad requiere conducirse por un camino que deberá ser seguido por sus integrantes, los valores morales son estas conductas o actitudes, las cuales son indispensables para que haya un bienestar común y la convivencia general sea más llevadera.
  • Materiales – Deberían ser los menos importantes, pero en la actualidad lo material no sólo se está volviendo un bien necesario, en algunos casos se considera indispensable. Los valores materiales deberían ser aquellos que nos permiten subsistir, cumplir con nuestras necesidades básicas, como la alimentación, vestido y protección de la intemperie.

En estos días, lejos de buscar nuestro bienestar moral o espiritual, tal parece que sólo buscamos la realización propia o competir con los demás para lograr tener “más”, en medida que busquemos la realización material sobre todas las cosas, perdemos un poco más de nuestra esencia, por eso es indispensable saber diferenciar lo que tiene real importancia.